La idea es sencilla: si no quieres perder deberás esquivar con rapidez un balón que nunca deja de moverse…Salta, agáchate o rueda… ¡haz todo lo necesario para no acabar atrapado! Si todavía no tienes claro cuál es la mejor táctica para ganar este juego, no te pierdas este vídeo de nuestros alumnos de 6º de EP en el que nos dan toda una lección de agilidad en la pista.

Compartir